top of page
  • Foto del escritorYalentay

LOS DUEÑOS DE MASCOTAS ENVEJECEN MEJOR


Varios estudios analíticos demuestran que la salud mental y física de las personas mejora cuando conviven con mascotas, sean de la especie que sean, y este caso se puso de manifiesto especialmente tras la crisis COVID.


A nivel científico es difícil de discernir cómo los animales ayudan a que nuestra vida sea mejor y por qué una persona que convive con una mascota puede llegar a tener más salud física y mental, y otra forma de enfrentarse a la vida. Si los animales nos ayudan, es a nivel emocional y social, no tanto a nivel biológico, y por eso cuantificar esta cuestión resulta complicado.


Sin embargo, existen multitud de estudios científicos que tratan de medir cómo los animales hacen nuestra vida mejor. En su gran mayoría se tratan de estudios estadísticos que por medio de la observación tratan de discernir si es cierto que tener mascota convierte nuestra vida en una versión mejorada de lo que sería si no la tuviéramos.


Perros, gatos, pájaros y peces: mismo resultado

Hoy nos fijamos en un estudio desarrollado por la Universidad de Michigan (Estados Unidos), en el que se entrevistó a más de 2.000 personas, todas ellas de entre 50 y 80 años, para determinar cómo era su calidad de vida en función de si tenían mascota o no.


De entre los encuestados, un 55% tenía mascota, generalmente perros, seguidos de gatos, y en menor medida pájaros, hamsters o peces. Sin embargo el resultado fue unánime, los dueños de mascotas, sean de la especie que sean, demostraban una actitud más vital frente a la vida, afirmaban tener mejor salud mental y física que los que no tenían mascota y, en su mayoría, eran conscientes de que compartir su vida con un animal, cuidarlo y recibir su cariño hacía de sus vidas un entorno más saludable.


Ante la pregunta “¿Crees que tener un animal te hace disfrutar más de la vida y a sentirte más querido?”, el 90% respondió afirmativamente. Entre las ramificaciones de las respuestas se determinó que aquellas personas con animales a su cargo consideraban que sus mascotas les ayudaban a canalizar el estrés y que el hecho de mantener una responsabilidad diaria con ellos les hacía vivir siempre activos e implicados.


En el caso de los dueños de perros las respuestas fueron aún más positivas, el 78% de quienes conviven con un can explicaron que para ellos es primordial relacionarse con su mascota para realizar ejercicio físico diariamente, y que incluso les ayudan a mantener una actitud más social fuera de casa. No hay que olvidar que este estudio persigue sacar conclusiones en la calidad de vida de personas entre 50 y 80 años, con el objetivo de comprender mejor si tener mascota interfiere positivamente en el proceso de maduración y envejecimiento de los seres humanos.


Fortalecer la resiliencia en humanos

Antes de la pandemia ya se había puesto muy de moda el término “resiliencia”, que hace alusión a la facultad humana de salir reforzados de las situaciones negativas, aprendiendo de nosotros mismos, aprovechando nuestras habilidades propias y no dejándonos caer en la melancolía o la impotencia. En este sentido, los estudios concluyen que tener mascota apuntala la resiliencia, y lo hacen muy especialmente después de la crisis COVID: los animales nos recuerdan que todos los días vuelve a amanecer y que tenemos una cita con la vida.


De entre los encuestados, quienes conviven con mascotas apuntan menos casos de depresión, menos problemas mentales y mayor grado de actitud proactiva sobre el día a día y sus retos. No solo en este estudio se apunta a que los animales pueden ayudar a paliar los efectos de la depresión, también a disminuir la ansiedad e iniciar una dinámica saludable de ejercicio físico. En relación a estos beneficios, los perros son los mejores aliados.





2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


45 años de experiencia

bottom of page