Buscar
  • Yalentay

Covid-19: Recomendaciones Para Cuidar a Nuestros Mayores en Casa



Lo primero de todo es tener en cuenta que los ancianos, en general, tienen un porcentaje mucho menor de agua corporal, lo que se aplica también a la piel y a las mucosas. Por ello, los productos que se vayan a utilizar deben estar enfocados a hidratar, evitando aquellos que resequen o dañen la piel.


Aseo diario


A la hora del baño es recomendable usar agua tibia y geles para pieles secas y sensibles. En el mercado existen muchos tipos diferentes, pero para pacientes de Alzheimer se puede recurrir a estos productos:


Oleogeles sin jabón (syndet) para pieles muy secas y sensibles. Son una buena opción, ya que limpian la piel sin agredirla. Geles a base de aceites de jojoba, almendras dulces, oliva, argán, glicerina, coco. Estos geles son altamente hidratantes. Además, es recomendable que sean hipoalergénicos y que no añadan perfumes, colorantes, alcoholes y parabenos.


Deben aplicarse con esponjas naturales o directamente sobre la piel humedecida, aclarando con abundante agua al finalizar.


En el caso de que los pacientes permanezcan encamados o tengan dificultades de movimiento se puede recurrir a esponjas o manoplas jabonosas de un solo uso, que están fabricadas con materiales muy suaves e impregnadas de jabones o espumas hidratantes.


Para la limpieza del cabello es recomendable utilizar champús suaves que no contengan sulfatos, lanolina o siliconas y que no irriten los ojos. Hay que aplicarlos sobre cabellos mojados, masajeando suavemente y aclarando con abundante agua.


Hidratación de la piel


Una vez terminado el lavado, se debe secar la piel mediante toques suaves, evitando frotar, y después es importante aplicar una loción o crema o aceite para todo el cuerpo, realizando un ligero masaje:


Cremas, emulsiones, lociones, que tienen en su composición urea, manteca de karité, aceite de coco, ceramidas, ácidos grasos…Aceites de coco, argán, oliva, glicerina, monoi, almendras, que pueden ser utilizados antes del secado, sobre la piel húmeda, o después de éste con un suave masaje.


En pacientes encamados o con escasa movilidad es frecuente la aparición de escaras. En estos casos, la mejor manera de mantener la zona hidratada es usar aceites con ácidos grasos hiperoxigenados, con alta concentración de ácido linoleico y vitamina E.


Al igual que con los geles de baño, es recomendable que no lleven perfumes, alcoholes, colorantes o parabenos.


Protección solar

Si el paciente va a salir a la calle, es necesario utilizar protección solar, independientemente de si hace sol o no, para prevenir la aparición de manchas, arrugas y melanoma (cáncer de piel).


Se pueden utilizar cremas o emulsiones para cara y cuerpo que protejan de las radiaciones solares con filtros frente a las radiaciones ultravioleta A y B e infrarrojas y con factor de protección muy alto (SPF 50+).


Estos productos deben estar formulados sin conservantes, colorantes, perfumes ni parabenos, y deben aplicarse alrededor de 20 minutos antes de salir a la calle en aquellas zonas que no vayan cubiertas por ropa y reponerse al cabo de las dos horas de exposición.


Higiene bucal


Para el cuidado de la boca, es recomendable cepillar los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y con pastas que contengan flúor y que no sean abrasivas. También se pueden utilizar cepillos eléctricos, recomendables sobre todo cuando el paciente no tiene autonomía personal.


Si el paciente no conserva sus dientes y utiliza prótesis, se puede plantear el uso de fijación, en gel o en bandas adhesivas, realizando la limpieza de la dentadura después de cada comida con un cepillo especial para prótesis. Por la noche deben retirarse y limpiarse utilizando pastillas de limpieza que no sean abrasivas a base de bicarbonato sódico, que ayudan a eliminar la placa bacteriana, el sarro y las manchas.


En etapas avanzadas de la enfermedad puede no ser posible realizar el cepillado ni usar prótesis dentales, por lo que la limpieza puede realizarla el cuidador usando bastoncillos de algodón o gasas impregnadas en colutorios a base de flúor.


Sequedad bucal


Se pueden utilizar productos para hidratar la cavidad bucal o para favorecer la secreción de saliva.


Existen dentífricos en el mercado a base de xilitol con flúor que pueden utilizarse para la limpieza diaria de los dientes y que además ayudan en la humectación.


También pueden utilizarse geles para aplicar en las encías a base de xilitol, carboximetilcelulosa o hidroximetilcelulosa.


*(Links a productos añadidos por Alzheimer Universal)

https://www.alzheimeruniversal.eu/

56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo