Buscar
  • Yalentay

Beneficios de la práctica de actividad física para la salud de los Adultos Mayores.



Algunos de los beneficios que conlleva para la salud de nuestro mayor, la práctica de actividad física:


Favorece la buena circulación sanguínea, minimizando los riesgos de trombosis venosa o úlceras de presión, más propensas en el mayor.


Aumenta la capacidad respiratoria, evitando la aparición de disnea y fatiga.


Ayuda al aumento del tono muscular para contrarrestar así los efectos de la atrofia que en el mayor viene asociado al paso de la edad.


■ Se consigue limitar la aparición de deformidades musculo esqueléticas que van asociadas a la degeneración articular y pérdida de elasticidad de las fibras musculares con la edad.


■ Se reduce el riesgo de caídas al fortalecer todo el sistema siendo éste un factor con alto índice en la sociedad anciana.


■ Mejora el bienestar físico y mental: mayor autonomía e independencia, menor nivel de ansiedad y depresión.


■ Se alivia los múltiples dolores asociados al trascurso de los años.


■ Se previene el envejecimiento prematuro.



Es importante que el ejercicio se realice al menos entre 2 o 3 veces por semana con una duración mínima de unos 45 minutos. Debe llevarse a cabo a través de un programa adecuado de rehabilitación física y haber una constancia y esfuerzo en el mismo. Es necesario evaluar esa necesidad para desarrollar el mejor plan de intervención y lograr así los máximos objetivos posibles, por eso no hay que olvidar el papel fundamental del fisioterapeuta y terapeuta ocupacional en estos casos.


Por último, es importante señalar la relevancia que tiene envejecer activamente mediante el ejercicio físico ya que proporciona mejor calidad de vida y una esperanza mayor de la misma en una sociedad cada vez más envejecida. El confinamiento nos ha permitido reflexionar sobre todos estos aspectos, puesto que hemos visto mermadas todas nuestras capacidades ante la pandemia vivida y hemos podido comprobar cómo nuestro cuerpo ha sufrido cambios derivados de la inactividad.


Que mejor espejo que el de nosotros mismos para promover que nuestro estilo de vida sea más saludable a través del deporte y mostrárselo a nuestros mayores. Porque con pequeños cambios que hagamos en su rutina conseguiremos grandes objetivos. Seamos ejemplo y contribuyamos entre todos a dar visibilidad a la importancia de la actividad física en nuestras vidas.




Fuente: geriatricarea.com

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo