Buscar
  • Yalentay

¿Sabías que la pérdida de audición provoca aislamiento social, depresión, ansiedad o estrés?



La pérdida de audición, conocida como hipoacusia, puede ser leve, moderada, graveoprofunda y llegar provocar problemas de aislamiento social, depresión, ansiedad y estrés en las personas afectadas, tal y como advierten los expertos de Oticon, compañía especializada en el desarrollo de audífonos.


Y es que la pérdida de audición se asocia con la soledad y el aislamiento social, lo que puede tener implicaciones para la salud cognitiva y psicosocial de las personas que la sufren, mermando notablemente su calidad de vida. José Luis Blanco, jefe de Audiología de Oticon, destaca que «la pérdida de audición puede desencadenar importantes problemas añadidos que afectan a la calidad de vida de las personas que la sufren, por ello contar con el apoyo de la familia y amigos, además de realizar revisiones periódicas en un centro auditivo o con un profesional de la audición, será fundamental a la hora de hacerlos frente».


■ En el trabajo

Las personas que padecen pérdida auditiva suelen enfrentarse a diversos obstáculos en su entorno laboral. Estos trabajadores con problemas auditivos tienen dificultades para desenvolverse en las situaciones sociales conflictivas que suelen ocurrir en el entorno laboral, es decir, la falta de audición hace que sea más frecuente cometer errores, además de ser víctimas de abuso o ‘mobbing‘ provocando el aislamiento y haciendo que el individuo deje de socializar e incluso abandonar su trabajo.


■ Con la familia

El papel de la familia es fundamental en esta etapa, tanto para aceptar que la persona tiene pérdida auditiva como para la adaptación. Contar con el apoyo de los convivientes o familiares aumenta las posibilidades de gestionar este problema auditivo, como motivar a las personas afectadas a sentirse más respaldados y comprendidos. Contando con la confianza, para mejorar aún más las relaciones entre la persona afectada y los familiares, es recomendable que tanto la persona afectada como su entorno tengan y reciban la misma información sobre el problema. De esta forma, se fortalecerá la comprensión y se reforzará el aprendizaje entre ambos y hará que la situación sea más fácil de solucionar.


■ Audífonos, gran aliado para las personas con pérdida de audición.


Los audífonos son un gran aliado para las personas que padece pérdida de audición, no solamente proporcionan audibilidad al usuario de los mismos, sino que procesa la señal para destacarla sobre el ruido mientras mantiene los sonidos fuertes a niveles confortables.


■ Es fundamental que la decisión de utilizar un audífono se tome de la mano del profesional, quien informará al paciente sobre los distintos tipos de audífonos disponibles y le ayudará a elegir el modelo más adecuado, teniendo en cuenta su tipo de hipoacusia, sus necesidades y su estilo de vida.


Créditos: geriatricarea.com

8 visualizaciones0 comentarios