Buscar
  • Yalentay

Cuidar a un familiar o paciente de Alzheimer es un acto de amor pero también supone grandes retos.


Estos consejos pueden ayudarte en esta valerosa tarea.

12 recomendaciones:

1. Sé paciente. Acepta que tanto tú como el paciente a tu cuidado cometerán errores. 2. Al ayudar al paciente, practica la sutileza y no le recrimines. Dale tiempo para realizar sus actividades aunque tarde más que antes. 3. No hables de la persona enferma en su presencia como si no estuviese, aunque creas que no te puede entender. 4. Controla tu temperamento. Si notas que estás perdiendo la paciencia fácilmente podrías estar sobrecargado. Busca ayuda. 5. Estimula la conversación con el paciente. El mutismo es un signo de aislamiento que no es beneficioso para la persona con demencia. 6. Respeta la intimidad de la persona enferma, especialmente en el baño y cuando se vista. 7. Respeta sus costumbres y no le obligues a hacer algo que sabes que por sus creencias, gustos, costumbres o preferencias, no haría. 8. La rutina es esencial para los pacientes con alzhéimer, ya que les proporciona seguridad. No cambies sus horarios ni sus hábitos, ni sus cosas de sitio (es bastante habitual que la persona enferma las cambie con frecuencia, las desordene; vuelve a colocarlas en su sitio, así lo ayudarás a encontrarlas cuando las necesite). 9. Sé flexible. Considera que eres tú quien debe ajustarse al ritmo del paciente y no al revés. 10. Expresa afecto, caricias y sonrisas. Intenta que el paciente haga lo mismo, pero sin presionarlo o agobiarlo. 11. Intenta mantener el sentido del humor. Mejor aún, reírse juntos será beneficioso para ambos. 12. Si el paciente se altera o agita, mantén la calma. Agárralo con suavidad, proporciónale seguridad con tu forma de hablar, tus gestos y una sonrisa. Busca dirigir su atención a algo distinto que lo calme.


Fuente: ALZtivista AlZheimer



49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo